Ir a página inicio
HAZTE AMIGO HAZTE VOLUNTARIO HAZTE SOCIO
         
Ir a página inicio Ir a página inicio
Ir a página inicio
Quiénes Somos       Objetivos        Libros       Preguntas Frecuentes       Contacto
  Jornadas
y Estudios
Patrimonio
Cultural
 Medio
 Natural
 
Noticias      Vídeos      Agenda      Las Rutas      Historia      Pallerols      Blog del Caminante
Portada > Blog del Caminante  
Blog del Caminante    
 

Jordi Piferrer

A través de este Blog, todos los caminantes podrán intercambiar sus experiencias y exponer sus criterios y sugerencias sobre aspectos relacionados con el Camino de Andorra

Coordinará el Blog: Jordi Piferrer *


Todas las actividades, se visualizan por orden Cronológico

También pueden verse según los bloques temáticos:
Caminadas, Expediciones de evasión, Expedición de 1937, Cultura, fiestas y tradiciones.


 
20 de febrero de 2010
Cabó, los Caboet, Castellbò, Foix y Andorra   

 

Aprovechando que el pasado día 13 de febrero atravesamos el Valle de Cabó, para llegar a Ares y Baridà, me ha parecido bien repasar muy brevemente la historia de la familia de los Caboet -la familia más importante de este valle- y sus relaciones con los condes de Foix y Andorra.

Empezamos nuestra historia situándonos en los años 1150 con Arnau de Caboet. Éste tuvo una hija, Arnalda de Caboet (+1201), que se casó con Arnau, vizconde de Castellbò (+1226). La hija de este matrimonio, Ermesenda (+1230) vizcondesa de Castellbò se casó con Roger Bernat, conde de Foix. Por tanto hacia los años 1200 la familia de los Caboet, del Valle de Cabó, a través de los vizcondes de Castellbò, emparentaron con los condes de Foix.

En los siglos siguientes, estos condes tuvieron una destacada preeminencia en Cataluña, hasta que Fernando el Católico, al declarar la guerra contra Francia en 1512, se anexionó todos los territorios que el conde de Foix tenía en Cataluña y Navarra.

Hasta esta fecha, a través de matrimonios, por compra-venta o por conquistas bélicas, los condes de Foix tenían en posesión el reino de Navarra, y en el reino de Aragón y Cataluña tenían el siguiente territorio: todo el Valle de Cabó, con Ares, Montanissell, Sallent, Baridà; el valle del río de Civís; Valle de Castellbò, Urgellet, Organyà, Nargó y hasta el Puente de Oliana, limitando al norte y al este con los territorios del conde de Urgell y del Obispado de Urgell. Tenía, además, castillos dispersos en el territorio catalán, en Vic, Montcada y hasta Castelló de Farfanya.

La determinación del conde de Foix de ampliar sus territorios en Cataluña lo llevaron a frecuentes guerras con el obispo de Urgell, hasta que en 1278 firmaron el Pariatge de Andorra, a través del cual establecieron un pacto de ser co-señores de este territorio pirenaico.

Es así como Andorra se ha convertido hasta nuestros días como un Principado con dos co-príncipes o co-señores: el obispo de Urgell y el presidente de la República francesa, que es el actual representante de ese antiguo territorio de los condes de Foix. 

Si Andorra hubiera formado parte del condado de Urgell, hoy sería un territorio con dos co-señores: el rey de España y el Presidente de Francia, pero como en el año 1278 la firma del convenio fue entre una autoridad eclesiástica -el obispo de Urgel-, y una civil -el conde de Foix-, he aquí porque el estado español no tiene ninguna soberanía sobre Andorra, aunque ciertamente Fernando el Católico, al derrotar en 1512 al conde de Foix se anexionó todos sus territorios en tierras catalanas y concretamente también Andorra.

 

Agradeceremos a quien sepa más de esta interesante historia, haga algunas rectificaciones o ampliaciones que enriquezcan la presente divulgación.

 

Se pueden ampliar conocimientos en el libro: "Investigación histórica sobre el Vizcondado de Castellbó", de Joaquim Miret i Sans, escrito en 1900, y reeditado recientemente por Garsineu Edicions, Tremp 2006. Otro libro interesante, es: "El Valle de Cabó", de Rafael Battestini i Pons, Rafael Dalmau Editor, Barcelona 1997.

insertar comentariosinsertar comentarios
 
ver comentariosver comentarios (3)
 
Enviar a un amigoEnviar a un amigo
 
Versión ImprimibleVersión Imprimible

13 de febrero de 2010
Cal Fiter, de Ares   

 

Con motivo de la próxima Caminata que haremos el día 13 de febrero a Ares y Baridà, Amadeu Rocamora, que a menudo nos acompaña a caminar, nos envía, a petición nuestra, una leyenda popular sobre la casa de Cal Fiter, del pueblo de Ares, que intenta explicar por qué Cal Fiter fue una casa tan rica e importante. Dice así:

 

Resulta que un día de verano, al atardecer, se presentaron en Cal Fiter de Ares unos señores forasteros que les pidieron alojamiento. Los de cal Fiter les ofrecieron una buena cena y las mejores camas de su casa. Los misteriosos forasteros no desvelaron el objetivo de su visita en aquel rincón del mundo que era entonces Ares, y que continúa siendo ahora. Durante la cena, preguntaron por el camino que habían de seguir para llegar a la tartera de la Moixella. Se lo hicieron contar a diversos miembros de la familia y ponían mucho interés en los detalles de las explicaciones.

Cuando los visitantes se habían ido a dormir, los Fiter se reunieron en consejo de familia para decidir qué debían hacer. ¿Qué hacían unos señores tan elegantes en Ares? ¿Por qué no les daban una explicación clara sobre su visita? ¿A qué venia tanto interés por saber cómo se iba a la tartera de la Moixella? ¡Si allí solo había piedras! ¿I si había algo más? Decidieron que ellos descubrirían si había algo mas.

Al día siguiente, los varones de la familia se levantaron cuando aun era oscuro y con gran cantidad de herramientas se dirigieron a la Moixella. Cuando empezó a clarear ya estaban en plena faena, levantando piedras y más piedras. Mientras tanto los forasteros dormían a pierna suelta sin sospechar nada. Cuando los visitantes se despertaron, el sol ya estaba muy alto y las mujeres de Cal Fiter les habían preparado un suculento desayuno, que ellos apreciaron muchísimo. Aun estaban comiendo que llegaron los hombres de la casa y contaron que venían de trabajar en unos campos con mucho pedregal y que estaban muy cansados, por lo que venían con mucha hambre para hacer un buen desayuno y reemprender el trabajo más adelante.

Bien comidos y bien bebidos, los forasteros pagaron la estancia, pidieron las últimas indicaciones para llegar a la tartera de la Moixella y partieron rápidamente. A partir de aquel día, en cal Fiter las cosas fueron de otra manera. De los señores que habían llegado al atardecer de un día de verano no se supo nunca nada más. Si fueron a la Moixella para buscar alguna cosa es bien seguro que no encontraron nada. Desde aquella mañana, el tesoro de la Moixella quedó bien guardado en la casa de cal Fiter.

 

 

Nota de Amadeu Rocamora

Cal Fiter de Ares, fue una de las familias más destacadas del Alt Urgell. En el siglo XVIII ya vivían en Organyà, en Cal Fiter actual ca l'Ermenter, y más tarde se trasladaron a la Seu d'Urgell. Un descendiente del matrimonio Fiter de Ares y Rossell de Andorra, fue Antoni Fiter Rosell (1706-1748), que fue Veguer Episcopal en Andorra durante más de 10 años y que es sobretodo famoso por ser el autor del Manual Digest, el primer compendio de historia de Andorra, de sus usos y costumbres y de sus leyes, y al mismo tiempo un libro de consejos para el futuro gobierno del país, aprovechando las experiencias del pasado.

 

 

insertar comentariosinsertar comentarios
 
ver comentariosver comentarios (1)
 
Enviar a un amigoEnviar a un amigo
 
Versión ImprimibleVersión Imprimible

5 de enero de 2009
Resumen del año 2009   

 

Al empezar el año 2010, me gustaría hacer un breve resumen de lo que entre todos hemos hecho a lo largo del año 2009. Todas estas actividades las encontraréis detalladas en el apartado de Noticias de la web.

 

Voluntarios y Campos de Trabajo.- Durante los meses de julio y agosto se han hecho tres Campos de Trabajo con un total de 42 asistentes. La tarea más importante que se ha realizado este año ha sido la recuperación de la Cabaña de San Rafael. Además se han repasado y remarcado algunos caminos y se han colocado rótulos de señalización. Además de los voluntarios de los campos de trabajo, otras 18 personas -de Lleida, Girona y Barcelona- han dedicado su tiempo y esfuerzo en la limpieza de bosques, colocar rótulos y remarcar caminos. 

 

Caminatas.- Cada segundo sábado de mes se ha hecho una Caminata por el Camino de Andorra con una asistencia de 172 personas. Además, como cada año, se han hecho tres Caminatas integrales con gente de Lleida, Zaragoza, Madrid, Barcelona e Irlanda con un total de 43 asistentes.

           

BTT.- Este año se ha inaugurado una nueva modalidad de recorrer el Camino de Andorra. Se trata de la Bicicleta Todo Terreno (BTT). Se han hecho dos recorridos: uno en la etapa final de entrada en Andorra, con 4 participantes, y el 1er Encuentro BTT Pallerols, con 22 participantes.

 

            Actos religiosos.- Hemos organizado o asistido a tres actos religiosos: el 26 de abril el Aplec de Sant Marc en Pallerols, con la asistencia de unas 150 personas; el 13 de junio, en la ermita de Santa Maria de Feners,en Argolell, celebramos esta tradicional fiesta con la asistencia de 25 personas; y el 22 de noviembre, la Fiesta del Encuentro de la Rosa en la iglesia de Pallerols, con una asistencia de más de 300 personas.

 Hemos hecho una Romería al Santuario de la Virgen de Torreciudad, llevando una copia de la imagen de la Mare de Déu del Roser de Pallerols, con una participación de unas 250 personas.

 

Actos culturales.- En el aspecto cultural, remarcar la 3ª Jornada de Caminos de Libertad a través de los Pirineos, que se hizo en Lleida el 20 de noviembre con la asistencia de unas 60 personas, de manera que se va consolidando esta propuesta que hacemos en favor de la libertad. Han intervenido conferenciantes de talla internacional: Ricard Estarriol, Daniel Arasa, Jordi Albertí, Josep Calvet y Claude Benet.

En esta misma línea, a lo largo del año 2009, hemos mantenido encuentros y sesiones de trabajo con historiadores e intelectuales humanistas para profundizar en el tema de los "Caminos de Libertad".

También hemos participado, con una Ponencia, en el VI Col·loqui d'Estudis Transpirinencs, que tuvo lugar en Núria en octubre de 2009.

 

Visitas a la zona de Pallerols.- Durante el verano, muchas personas provenientes de diversos lugares de España han visitado alguna parte del Camino. Han venido grupos organizados desde Valencia, Andalucía, Aragón y Navarra, totalizando más de 150 personas. De muchos lugares de Cataluña han venido más de 200 personas y de otras partes del mundo: de Italia, Australia, Hungría, Austria, Irlanda, Inglaterra, . . . más de 30 personas.

La gente que ha pasado por Pallerols y alrededores, durante el año 2009, se puede cifrar en más de 1.200 personas.

 

La web.- Los subscriptores del boletín de la web ha aumentado de 508 personas a 1.172. Os animamos a que al final del año 2010 lleguemos 3.000 subscriptores, para lo cual os agradeceremos que nos facilitéis los mails de vuestros amigos y les haremos llegar las últimas novedades directamente por correo electrónico. También les podéis inscribir vosotros mismos directamente entrando en el boletín informativo de la web.

Los vídeos que periódicamente se emiten en la web tienen un éxito creciente. Este año 2009 hemos editado 18 vídeos que han sido visitados por 3.768 personas. Son un medio estupendo para conocer a fondo el Camino de Andorra y las actividades que desarrollamos. Se puede tener acceso a todos ellos a través del apartado Vídeos de la web.

Este año hemos introducido tres nuevas secciones: Jornadas y Estudios, Fauna y Flora, Arte y Tradiciones, que nos permiten ofrecer una oferta cultural más amplia.

 

Rectoría de Pallerols.- El gran reto que tenemos para este año 2010 -y hasta el año 2012- es la Reconstrucción de la Rectoría de Pallerols. Para cumplir este objetivo necesitamos vuestra ayuda.

insertar comentariosinsertar comentarios
   
Enviar a un amigoEnviar a un amigo
 
Versión ImprimibleVersión Imprimible

28 de diciembre de 2009
La casa de Fenollet   

    

     Aprovechando que el día 9 de enero hacemos la Caminata desde el valle del río Sallent hasta el valle del río de Cabó, pasando por Fenollet, querría hacer algunos comentarios sobre la casa de Fenollet.

     Después de hablar muchas veces, a lo largo de los años 2002 al 2007, con Eugeni Coll Campà, el amo de Fenollet, querría remarcar algunos datos que nos puedan ayudar a conocer aspectos interesantes de la casa de Fenollet durante los años de la guerra. Él, tenia entonces doce años y se acordaba bien de aquellos sucesos.

     Nos comentaba que, desde finales de 1936 a finales de 1938, prácticamente cada semana pasaba alguna expedición de fugitivos en dirección a Andorra. Después de 1939 también tuvieron refugiados en su casa.

     La casa de Fenollet era muy conocida en la zona, por su situación estratégica en el camino de Bòixols a Organyà y la Seu de Urgell. Efectivamente, el camino que iba de la comarca de Pallars Jussà (Salàs de Pallars, la Pobla de Segur, Isona, les Conques, Tremp...) hacia el Alt Urgell (Organyà y la Seu de Urgell), pasaba por Sallent, Montanissell y Fenollet. Esta era la última casa que se encontraba antes de llegar a Organyà.

     Sobretodo en las épocas de las famosas ferias de animales de Organyà y de Salàs de Pallars, este camino era muy transitado. Cuando por San Andrés, el 30 de noviembre, había la feria de Organyà la gente que venía de la región de Pallars, Bòixols, Tremp, etc., pasaba por Fenollet. Al ser esta casa la última que se encontraba antes de llegar a Organyà, algunos pernoctaban allí los nueve días que duraba la feria.

     Al estallar la guerra española de 1936, algunos milicianos de la FAI quisieron matar al amo de Fenollet porque lo consideraban de derechas. Tenía parientes sacerdotes y monjas, y tanto él como su esposa se distinguían por los favores que hacían.

     Como que eran muy conocidos, y especialmente por la gente de Bòixols, los milicianos de este pueblo determinaron que nadie tocase a la gente de Fenollet. Así pues, durante toda la guerra, Fenollet gozó de una especial protección, y por esto se entiende que pudiesen atender a tantos fugitivos durante la guerra sin ser molestados por nadie.

     El camino que pasaba por Fenollet era un camino de herradura, es decir, apto solo para animales o para ir a pie. No tenía nada que ver con la actual carretera. Seguía prácticamente el mismo trazado y aun hoy puede descubrirse el tramo antiguo que va un poco por encima del actual. Esto hacía que fuese complicado llegar a esta casa, lo que daba más protección a la gente que allí vivía.

     Durante la guerra del 36, vivieron en Fenollet unas catorce personas: seis de la familia, dos monjas que estaban allí escondidas (la hermana de la dueña y una amiga suya), un pastor, dos empleados y dos o tres parientes que también estaban escondidos. Además, como hemos dicho, cada semana o cada 15 días llegaban expediciones de 20 a 40 personas, camino de Andorra.       

     Durante los meses de invierno -diciembre, enero y febrero-, había muchas menos.

Para alimentar a tanta gente, Eugeni bajaba a Organyá y a Coll de Nargó dos veces por semana a buscar pan y otros alimentos. Iba alternando los dos pueblos para no levantar sospechas. En casa tenían corderos, algún cerdo, conejos y gallinas. No tenían vacas como tienen ahora.

     Un detalle también interesante para situarse en el Fenollet del año 1937, es que en aquel tiempo no estaba la ermita que hay ahora, que se construyó en el año 1942.

     Releyendo los escritos y diarios de la expedición de noviembre de 1937, nos hacemos cargo de cómo transcurrieron aquellos días en Fenollet. Miguel Fisac, escribe en el Diario del 28 de noviembre de 1937:

Mucho después de lo que hubiéramos deseado, llegó el pajar; mejor dicho, el aprisco techado; y después de esperar un pequeño rato a que el guía pidiera permiso a los dueños para poder parar allí lo que quedaba de noche, que era bien poco, y todo el día siguiente, entramos: tomamos un poco de morcilla y pan, de lo que llevábamos de repuesto, y nos dispusimos a dormir al arrimo del ganado, que en otro departamento inmediato al nuestro estaba.

     Antonio Dalmases, en el Diario que escribió el mismo año 1937, nos dice:

Nos conduce a un corral, nos tendemos en la paja y ahí quedamos dormidos. Es el lunes 29 de noviembre.

Hace trece horas que andamos. Alrededor de las diez empezamos a despertar. Comemos un poco, alguien se fricciona y cura los pies. Otros salen a tomar el sol, sentados o tendidos en un patio que hay a la salida del corral. Éste tiene unos ocho metros de ancho y otros tantos de largo y los 27 que vamos lo llenamos del todo. Para salir hay que cuidar de no pisar a los que todavía duermen. El guía ha tenido que traer unos cestos de paja para esparcirla por el suelo, lo que hace que no se encuentre tan dura la cama. La patrona viene a averiguar lo que cada uno quiere para desayunar, pues el guía ha dicho que economicemos lo que llevamos, ya que después de esta casa ya no hallaremos otra para aprovisionarnos. Unos comen patatas; otros, tortillas, pan, agua y vino. Un gran banquete. Luego yo me tiendo otra vez a descansar [...].

A los dos aproximadamente traen la comida. Puestos en fila nos van repartiendo un enorme caldero de judías, luego otro de conejo. Es una comida espléndida, comemos con verdadera hambre. Afortunadamente todo es abundante, bueno y caliente.

Luego otra vez a dormir hasta las seis de la tarde que es cuando empiezan los preparativos para la partida.

     Esta narración de Antonio Dalmases nos acaba de dar más pistas para saber el lugar exacto en el que descansaron. Dice que salieron un momento al patio que hay delante de los corrales: es la zona delimitada por los corrales que tienen forma de "L" y tiene efectivamente unos ocho por ocho metros.

     Todo coincide plenamente con lo que nos indicó Eugeni Coll sobre el lugar exacto en el que descansó la expedición de 1937. Son los corrales que están más abajo de la casa, en el que los animales estaban en una parte del corral y la gente en el departamento contiguo, como bien escribe Miguel Fisac en el Diario correspondiente.

     Es también interesante recordar que los de Fenollet eran parientes de Josep Cirera. En efecto, la abuela de Fenollet se llamaba Rosa Campàs Sin, y la madre de Josep Cirera se llamaba María Fàbrega Sin; o sea que las abuelas eran hermanas. Esto explica también que Josep Cirera escogiese Fenollet como lugar de descanso en sus expediciones.

insertar comentariosinsertar comentarios
   
Enviar a un amigoEnviar a un amigo
 
Versión ImprimibleVersión Imprimible

20 de octubre de 2009
Comentarios a la web   

 

Habitualmente los lectores de la web nos envían comentarios sobre las Noticias que van apareciendo regularmente. Todos los comentarios son bienvenidos y los tenemos en gran estima.

 

No obstante, algunos -por la calidad y reconocido prestigio del que escribe-, tienen para nosotros una especial significación. Este es el caso del comentario que el Dr. Pedro Rodríguez hizo sobre la noticia de la Caminata del pasado 10 de octubre. Dice así:

 

Me dan envidia esas fotos. Sólo aspiro a poder unirme a una expedición y celebrar la Santa Misa en la cueva, ya célebre, en que celebró San Josemaría. Y aprovecho para agradecer la obra de arte, de información y de amor que es esta web.

 

Aunque la mayoría de los lectores conocen sobradamente la personalidad del Dr. Pedro Rodríguez, para aquellos que no la recuerden adjunto una breve reseña que he extraído de uno de sus últimos magníficos trabajos: Camino. Edición crítico-histórica.

 

Pedro Rodríguez, Doctor en Teología y en Derecho, Prelado de Honor de Su Santidad, Profesor de Teología Dogmática en la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra, miembro de la Pontificia Academia Romana de Santo Tomás de Aquino. Es autor de numerosos estudios y libros de Eclesiología, en su doble dimensión ecuménica y de espiritualidad.

 

Por todo ello, pensamos que su agradecimiento a nuestro trabajo tiene un valor aun más importante. La web es fruto del trabajo ilusionado de mucha gente, pero necesitamos aun más voluntarios, necesitamos más ideas para mejorarla, necesitamos tus sugerencias, tu participación activa, . . . Queremos ciertamente que llegue a ser, como dice el Dr. Pedro Rodríguez, una obra de arte, de información y de amor.

insertar comentariosinsertar comentarios
   
Enviar a un amigoEnviar a un amigo
 
Versión ImprimibleVersión Imprimible

 
3 4 5 6 7 8 9 10 11
   
     
Associació d'Amics del Camí de Pallerols de Rialb a Andorra.   Av. Diagonal, 620, 1er. 2a, 08021 - Barcelona (Espaňa) . Tel.: (+34) 629 910 612