Ir a página inicio
HAZTE AMIGO HAZTE VOLUNTARIO HAZTE SOCIO
         
Ir a página inicio Ir a página inicio
Ir a página inicio
Quiénes Somos       Objetivos        Libros       Preguntas Frecuentes       Contacto
  Jornadas
y Estudios
Patrimonio
Cultural
 Medio
 Natural
 
Noticias      Vídeos      Agenda      Las Rutas      Historia      Pallerols      Blog del Caminante
Portada > Noticias > Más información sobre la expedición desde Eslovenia
Enviar a un amigoEnviar a un amigo
 
Versión ImprimibleVersión Imprimible
 
Más información sobre la expedición desde Eslovenia  Caminadas - La Totalitat de la ruta    
Desde Eslovenia a Pallerols y Andorra    

insertar comentariosinsertar comentarios
ver comentariosver comentarios (7)

imagen1
     
De izquierda a derecha: Matic Lesjak, Matej Vinojčič, Mn. Feliu Torra, Vito Urbanija, Luka Čukajne y Janko Potisek      

Transcribimos a continuación algunas impresiones de los caminantes, que venidos desde Eslovenia, hicieron una buena parte del paso de los Pirineos.

Son reflexiones hechas por seminaristas, que se están peparando para el sacerdocio, y por tanto con un sentido fuertemente sobrenatural.

   

Matic Lesjak, escribe:

Del počitnic preživeti v Pirenejih je bila odlična ideja. Bogato je bilo hoditi po isti poti, kot jo novembra 1937 uporabil sv. Jožefmarija. Sama pot in raznolika narava ob zgledu življenja ustanovitelja pomagata premišljevati o smiselnih stvareh in dobro moliti. Veliko mi je pomenila tišina, v kateri smo dnevno začenjali pot, saj sem lahko med hojo zbral misli in se pogovarjal z Bogom. Ne znam si popolnoma predstavljati, kako je bilo to isto pot hoditi v času državljanske vojne, kakor jo je prehodil naš oče in poskušalo še kakih 10 000 drugih beguncev. Tudi na to sem večkrat pomislil med hojo, ko ni bilo več nobene nevarnosti, da bi nas kdo razkrinkal ali napadel. Mi romarji, ne samo, da nismo bili ogroženi in smo lahko svobodno hodili, bili smo celo odlično materialno preskrbljeni. Zahvala gre prvo g. Jordiju Pifareju, ki je vse odlično organiziral in nas spoznal z zelo prijaznimi in prisrčnimi domačini. Predvsem smo bili zelo lepo sprejeti v kraju Organyà. V tej slikoviti vasici smo se lepo povezali z lokalno družino, tu smo šli nekajkrat k sveti maši, kjer nas je lepo sprejel domači župnik in občestvo, eno jutro pa se je potrudil tudi sam župan in nas peljal do izhodiščne točke tistega dne. Lep je bil prizor zadnjega dne, ko smo v dolini zagledali prvo mesto v Andori Sant Julià de Lòria in kakor Jožefamarijina skupina beguncev tudi mi zapeli »Salve regina …«. V tem mestu je bilo našega peš romanja konec, a smo v dveh dneh še prav dobro spoznali tudi malo Andoro. Zopet smo bili navdušeni nad prijaznostjo in ustrežljivostjo domačinov, saj je nas je ves čas po tej lepi hriboviti državici vodil mladi Aleix, deležni pa smo bili tudi najboljšega kosila pri gospe Conxiti. Očarale pa so nas tudi naravne lepote dolin in hribov Andore, urejenost glavnega mesta in drugih krajev. Pred odhodom iz države smo se šli priporočit še v njihovo narodno Marijino svetišče Meritxell ter tako v sklopu naših skupnih romanj obiskali še zadnjo svetišče Rute Mariane.

 

Jožefmarija je na tej poti doživljal kar nekaj stisk, predvsem dve hujši. A hkrati je bil po prvi krizi v Pallerollsu deležen posebne milosti in Božje tolažbe, ko je prejel posebno želeno znamenje - zlato vrtnico in iz tega razloga nadaljeval beg. Tako smo tudi mi na tej poti prejeli predvsem mnogo dobrega in spodbudnega. Preko prijaznih in ustrežljivih ljudi, v pogovorih med seboj in z Bogom. Zato lahko na koncu rečem, da je ta pot za nas na nek način skoraj to, kot je bila za Jožefmarijo vrtnica, torej jasno znamenje in spodbuda Boga, da moramo vztrajati in zvesto hoditi naprej po poti, ki nas čaka doma v Sloveniji - služiti Bogu in Cerkvi, ljudem in našemu narodu. 

 

Pasar parte de las vacaciones en los Pirineos fue una idea estupenda. Caminar por el mismo camino que recorrió san Josemaría en noviembre de 1937 fue enriquecedor. El mismo camino y la variada naturaleza junto al ejemplo de la vida del Fundador ayudan a meditar sobre el sentido de las cosas y a rezar bien. El silencio, con el que cada día hemos comenzado a caminar, ha sido importante, pues mientras andaba me venían ideas con las que conversaba con Dios. No sé imaginarme perfectamente, como fue recorrer este camino en el tiempo de la guerra civil, como lo recorrió nuestro Padre y lo intentaron otros 10.000 refugiados (por Andorra). También he pensado muchas veces en el camino, sabiendo que nosotros no teníamos ningún peligro de que nos descubrieran o atacaran. Nosotros peregrinos, no sólo no estábamos amenazados sino que libremente caminábamos y además nos atendieron magníficamente en todo lo material. Gracias en primer lugar a Jordi, que organizó todo perfectamente y nos presentó a personas del lugar muy amables y cariñosas. Principalmente fuimos muy bien recibidos en Organyà. En ese pintoresco pueblo hicimos amistad con una simpática familia (Mariano y Luisa),  fuimos dos veces a Misa, fuimos bien acogidos por el párroco y la comunidad parroquial, un día nos acompañó el alcalde al lugar de partida de ese día. Fantástica fue la escena del último día cuando vimos en el valle la primera población de Andorra, Sant Julià de Lòria, y al igual que el grupo de san Josemaría cantamos la Salve Regina… En ese lugar se concluyó nuestro camino a pie, pero siguió un día y medio nuestra visita a Andorra. De nuevo nos entusiasmó la amabilidad y la disponibilidad de la gente local, pues todo el tiempo en este bonito y montañoso país nos acompañó Aleix, fuimos invitados a un espléndido almuerzo en casa de Conchita, una gran señora. Nos impresionó la belleza natural de los montes y valles de Andorra, la pulcritud de la capital y de los demás lugares que visitamos. Antes de dejar el país fuimos a encomendarnos a la Virgen en su Santuario nacional de Meritxell y así en el conjunto de nuestras romerías visitamos el último santuario de la Ruta Mariana.

 

San Josemaría experimentó en ese camino muchos sufrimientos, en especial dos o tres más graves.  Pero al mismo tiempo en la primera crisis en Pallerols fue partícipe de una especial gracia y consuelo divinos, cuando encontró la señal que precisamente había pedido, la rosa de madera dorada, y con este signo continuó con paz la marcha hacia Andorra. También nosotros en ese camino recibimos principalmente muchas cosas buenas y animantes, por medio de la gente amable y servicial, en nuestras conversaciones entre sí y con Dios. Por esto, al final puedo decir que este camino ha sido para nosotros de alguna manera como la rosa para san Josemaría, o sea un clara señal y una exhortación de Dios, que hemos de perseverar y caminar fielmente hacia adelante por el camino, que nos espera en casa, en Eslovenia: servir a Dios y a la Iglesia, a la gente y a nuestro país.

   
     
Ir al texto  Ir al texto 
   
La rectoría de Pallerols, el campamento base
 - La rectoría de Pallerols, el campamento base
   
   
     
Misa en la Cabaña de San Rafael
 - Misa en la Cabaña de San Rafael
   
   
     
Subiendo al Corb
 - Subiendo al Corb
   
   
     
Cerca de la casa del Corb
 - Cerca de la casa del Corb
   
   
     
Camino de la Ribalera
 - Camino de la Ribalera
   
   
     
Subiendo la canal de la Jaça
 - Subiendo la canal de la Jaça
   
   
     
En los llanos de Aubenç, superada la canal de la Jaça
 - En los llanos de Aubenç, superada la canal de la Jaça
   
   
     
Bajando de Aubenç
 - Bajando de Aubenç
   
   
     
Un descanso en el camino
 - Un descanso en el camino
   
   
     
Cerca de Fenollet
 - Cerca de Fenollet
   
   
     
Los burros de Fenollet
 - Los burros de Fenollet
   
   
     
En Andorra
 - En Andorra
   
   
     

Matej Vinojčič, escribe:

Pot, ki smo jo opravili v toplih dnevih septembra po stopinjah svetega Jožefmarija je bila zame zelo nadvdušujoča. Narava, molitev, pogovori, petje, čudoviti ljudje ... in vse drugo kar nas je na poti spremljalo je dvigalo našega duha, je poglabljalo moj in upam si trditi tudi naš odnos do Boga in do sočloveka, kljub temu, da je bila pot kar težka - predvsem nam je nagajalo žgoče sonce, kar pa je še povečalo izziv -  bi pot težko prehodili, če nas nebi notranje razveseljevala. V Sloveniji z veseljem pripovedujem o krajih in ljudeh, ki smo jih srečali.

El camino que hemos recorrido en esos calurosos días de septiembre siguiendo las huellas de san Josemaría ha sido para mí muy entusiasmante. La naturaleza, la oración, las conversaciones, las canciones, la gente fantástica… y todo lo demás que nos ha acompañado ha levantado nuestro espíritu, y me atrevo a afirmar que ha profundizado nuestra relación con Dios y con el prójimo, a pesar de que el camino fue bastante difícil -principalmente nos ha afectado un implacable sol, que ha hecho mayor nuestro desafío- y no hubiéramos recorrido el camino si no nos hubiera alegrado interiormente. En Eslovenia cuento con alegría sobre los lugares y la gente que hemos encontrado. 

 

Luka Čukajne, escribe:

"Pot, po kateri je hodil sv. Jožefmarija, je pot milosti, saj romarju v skalnih vršacih omogoča priti v še tesnejši stik s Stvarnikom, kot je to mogoče v hrupu v dolini; Gospoda namreč ni v silnem vetru, potresu ali ognju, ampak do človekovega srca pride kot nežen glas (1 Kr 19,9-18). In med drugim nam tudi hribi pomagajo, da ta glas lažje zaznamo. V tako vzpostavljenem odnosu z Gospodom sem torej premišljeval o svoji prihodnosti, molil za ljudi, ki so mi blizu ter spoznaval, kako biti boljši.

Vzpenjanje v hrib in nato veličasten razgled z vrha ima močno sporočilo: vsako mrtvičenje, odrekanje in trpljenje obrodi sadove, in težja kot je pot do cilja, bolj bogati so ti sadovi.

Druga stvar, ki je močno zaznamovala to romanje in bi jo rad izpostavil, pa je ravno nasprotna tišini: srečevanje s tolikimi ljudmi, ki so nas sprejeli medse, nas vodili in skrbeli, da nam ni ničesar manjkalo. Prve krščanske skupnosti so ljudje spoznali po tem, da so med seboj imeli prijateljstvo. In ob vsem gostoljubju, ki smo ga bili deležni med našim bivanjem v Pallerolsu, si lahko živo predstavljam, kaj pomeni biti skupnost Božjih otrok. Za vsa lepa doživetja: hvala Bogu in vsem, ki so nas na poti spremljali!"

 

El camino por el que anduvo san Josemaría es un camino de gracias, pues hace posible al peregrino llegar, a través de subidas pedregosas, a una más íntima unión con el Creador, lo cual no es tan fácil en el ruido de los valles; el Señor ciertamente no está en el viento fuerte, en el terremoto o en el fuego, sino que llega al corazón del hombre como una tierna voz (cfr. 1 Cr 19, 9-18).  Y entre otras cosas estos montes nos ayudan a que escuchemos más fácilmente esta voz. En esta especial relación con Dios he meditado sobre mi futuro, he rezado por la gente que está junto a mí, y he visto como ser mejor.

La subida al monte y luego la grandiosa vista desde la cima lleva un mensaje muy fuerte: cada sacrificio, renuncia y sufrimiento da frutos, y cuanto más difícil es el camino hasta el fin, más ricos son esos frutos.

Otra cosa, que ha marcado fuertemente nuestro peregrinar y que quiero destacar es precisamente lo contrario del silencio: el encuentro con tanta gente que nos han acogido entre ellos, que nos ha guiado y atendido para que no nos faltara nada. Las primeras comunidades cristianas fueron conocidas por la gente precisamente por esto, que entre ellos eran amigos, se querían. En toda esa acogida (hospitalidad), del que hemos sido partícipes durante nuestra estancia en Pallerols, me puedo imaginar de modo vivo lo que significa ser una comunidad de hijos de Dios. Por todas esas vivencias: gracias a Dios y a todos los que nos han acompañado en el camino.

 

Janko Potisek, escribe:

 

Pohod po poteh sv. Jožefmarija čez Pireneje je bila fizično in duhovno bogata izkušnja. Pot, ki smo jo prehodili, je bila na nekaterih mestih kar precej naporna, a je ob misli, da so po njej pred skoraj 80 leti hodili ljudje s precej slabšo opremo, v slabšem vremenu, v stalni nevarnosti, postala precej lažja. Seveda je tudi naše potovanje spremljala molitev in posebno bogati trenutki na mestih, kjer je pred 80 leti spal, molil, trpel in maševal svetnik. Med temi mesti izstopata cerkev v Pallerolsu in Cabaña de San Rafael.

Torej: slediti korakom našega Očeta je v vsakem primeru zahtevna naloga, v dobesednem in prenesenem pomenu: hoditi po poti, ki so jo prehodili na begu v Andoro med državljansko vojno, ter slediti njegovim korakom v vsakdanjem življenju, z življenjem po duhu Opus Dei, za katerega je bil poklican, da ga ustanovi.

Caminar tras las pisadas de san Josemaría a través de los Pirineos ha sido una rica experiencia física y espiritual. El camino que hemos recorrido ha sido en algunos lugares muy cansado, pero el pensamiento de que por él caminaron hace casi 80 años personas bastante peor equipadas, con un clima más adverso, en un continuo peligro, lo hacía mucho más fácil. Naturalmente nuestro camino lo ha acompañado la oración y momentos especiales en los sitios, donde hace 80 años rezó, descansó, sufrió y celebró Misa un santo. Entre estos lugares destacan la iglesia de Pallerols y la Cabaña de San Rafael.

Entonces seguir los pasos de san Josemaría es en todo caso una tarea exigente, en el sentido literal de la palabra: caminar por el camino, que caminaron en la huida a Andorra durante la guerra civil, y seguir sus pasos en la vida diaria, viviendo según el espíritu del Opus Dei, al cual fue llamado para fundarlo.

Vito Urbanija, escribe:

Pot po Pirenejih, ki smo jo letošnje poletje prehodili štirje bogoslovci, en naš kolega in don Feliu, je bila res nepozabno doživetje. Večino vsakega dne na našem pohodu smo preživeli v čudoviti naravi, bodisi da smo se vzpenjali na visoka pobočja bodisi se spuščali v dolino, včasih po vročem soncu, včasih pa v prijetni senci gozda. Čeprav je bila pot včasih tudi naporna in dolga, nam ni zmanjkalo dobre volje in zagnanosti. Vzeli smo si  čas za molitev, pogovor, kratko malico in tudi za kakšno pesem. Zjutraj in zvečer smo obiskali prijetna mesteca in vasi ob poti, kot na primer Peramola, Pallerols de Rialb, Organya ... kjer so nas domačini zelo lepo sprejeli in bili veseli našega obiska. Vsak dan smo imeli tudi sveto mašo v starodavnih kamnitih cerkvah, enkrat pa tudi v naravi - na mestu, kjer jo je na svojem begu obhajal tudi sv. Jožefmarija s svojimi spremljevalci. Cilj naše poti je bil seveda priti do Andorre, ki nas je prav tako očarala s svojimi znamenitostmi in prijaznimi ljudmi. Vesel sem, da sem bil lahko del te poti po Pirenejih, kjer smo se učili tudi, da se je za dosego cilja vredno potruditi in če je potrebno, izbrati tudi težjo pot.

El camino por los Pirineos, que hemos recorrido este año en verano 4 seminaristas, un compañero nuestro universitario y un sacerdote ha sido una inolvidable vivencia. La mayor parte de cada día de nuestro camino lo hemos pasado en medio de una naturaleza maravillosa, cuando hemos subido altas pendientes o cuando hemos bajado a valles profundos, a veces bajo un sol tórrido y otras veces caminando por agradables sombras de algún bosque. Aunque a veces el camino fue largo y exigente, no nos faltó buen humor y entusiasmo. Nos tomamos tiempo para la oración, para charlar, para algún tentempié y también para entonar alguna canción. A primera hora y al atardecer visitamos simpáticas ciudades y pueblos que están junto al camino, como por ejemplo Peramola, Pallerols de Rialb, Organya… donde los lugareños nos acogieron con cariño y estuvieron felices por nuestra visita. Cada día tuvimos también la Sta. Misa en antiguas iglesias de piedra, una vez también en medio de la naturaleza, en el lugar donde estuvo San Josemaría y sus acompañantes en su huida de la guerra. El fin de nuestro camino era por supuesto llegar a Andorra, que nos impresionó por sus monumentos y por la amabilidad de la gente. Estoy contento de haber ido a este Paso de los Pirineos, donde hemos aprendido también que para alcanzar valiosos objetivos hay que poner esfuerzo y si es preciso elegir el camino más difícil.  




   

 7 Comentarios
   
  Autor Octavio | 14/11/2016
   Comentario Gracias por vuestros comentarios. Son profundos y muy animantes. Ayudarán a otros peregrinos a sacarle todo el provecho a este -como alguno de vosotros ha escrito- «camino de gracia».
   
  Autor Conxita Heras Colell | 03/11/2016
   Comentario Benvinguts fent e l Camí i la vostre arribada a Andorra, va ser fantàstic poder gaudir una estona amb vosaltres i sentir vos cantar , quina meravella. Sou un referent ,os esperem una altre cop!
   
  Autor Ignasi Focada | 02/11/2016
   Comentario Gracias por haber venido. Os esperamos el año que viene con más amigos como vosotros.
   
  Autor Tino | 02/11/2016
   Comentario Es muy gratificante ver a este grupo de chicos recorriendo este camino y sobre todo leer sus comentarios. Me parecen geniales!!!
   
  Autor Florentino | 02/11/2016
   Comentario Pot ser hi ha quelcom més que un camí.
De lluny venen per descobrir-ho.
Com sant Josepmaría troben, trobem, trobarem, la gràcia per continuar el nostre.
   
  Autor Guti | 02/11/2016
   Comentario Grande !!!
   
  Autor Xavier C. | 02/11/2016
   Comentario Čestitam. Lep pozdrav
   
   
    Insertar comentarios
Autor  
Comentario  
     
    Código de seguridad
Cambiar codigo
    Introduzca el código de seguridad, por favor

   
     


Pallerols de Rialb, 30 de octubre de 2016
©2016. Associació d'Amics del Camí de Pallerols de Rialb a Andorra



   
Associació d'Amics del Camí de Pallerols de Rialb a Andorra.   Av. Diagonal, 620, 1er. 2a, 08021 - Barcelona (Espaňa) . Tel.: (+34) 629 910 612