Associació d'amics del camí de Pallerols de Rialb a Andorra
 
Seminaristas de Pamplona, a Pallerols y Andorra
Procedentes de España, Brasil, México, Venezuela, Uganda, Vietnam y Filipinas

El miércoles 31 de mayo, a media mañana, salimos de Pamplona hacia Pallerols dispuestos a pasar unos días de convivencia. La idea era descansar después de un curso intenso, conocer la historia del paso de los Pirineos de san Josemaría y aprovechar unos días de especial tranquilidad para rezar y tener algunas charlas sobre temas que nos ayuden a prepararnos para ser, si Dios quiere, buenos sacerdotes. El grupo lo formamos nueve estudiantes del Colegio Eclesiástico Internacional Bidasoa, procedentes de España, Brasil, México, Venezuela, Uganda, Vietnam y Filipinas; y tres sacerdotes, don Fernando y don Miguel, profesores nuestros en la Facultad de Teologia de la Universidad de Navarra, y don Constantino, que trabaja en el Instituto Histórico de San Josemaría, y que nos estuvo contando muchas de las vivencias de san Josemaría. Llegamos por la tarde con tiempo suficiente para hacer un rato de oración en la Iglesia y para instalarnos en el Refugio de la Rectoría y en la Escuela Antigua.
Al día siguiente, algunos nos despertaron cantando "las mañanitas" a Cao, de Vietnam, que celebraba su cumpleaños, tuvimos un rato de meditación y después de desayunar Jordi nos enseñó la Rectoría de Pallerols y fuimos todos juntos a la Cabaña de San Rafael. Allí, don Constantino y don Miguel celebraron la Santa Misa, ayudados por Alam, que es diácono y, si Dios quiere, pronto será sacerdote. Gio, Juan y Fernando con sus voces dieron una gran solemnidad a la celebración. Hasta los pájaros acompañaban los cantos. Como comentó Alam, "estar en la cabaña de san Rafael anima mucho, pues se ve como en medio de los bosques y en cualquier circunstancia es posible tener un plan de vida y hacer de la Eucaristía el centro del día".
El viernes nuestra expedición se dirigió hacia el barranco de La Ribalera. Llegar allí fue una aventura inolvidable. Afortunadamente nos guiaba Pepe Martínez, que conoce bien el lugar. Allí, sobre una piedra, don Miguel, don Fernando y don Constantino celebraron la Santa Misa. En esta ocasión ejerció de diácono Thadeus, de Uganda. Como nos dijo don Miguel en la homilía, siguiendo el ejemplo de san Josemaría resulta sencillo descubrir que el alimento que necesitamos para recorrer el camino de nuestra vida es la Comunión. Al terminar, don Constantino nos sorprendió a todos sacando de su mochila una botella de coñac "501". Así rememoramos aquel "trágico" episodio de La Ribalera en el año 1937, en que quisieron celebrar con coñac la celebración de la Santa Misa, pero se rompió la botella derramándose todo el líquido.

A continuación nos trasladamos a la casa de Fenollet donde comimos y pasamos un rato muy divertido cantando y tocando la guitarra.

El sábado dedicamos toda la mañana a tener el retiro mensual en la Iglesia de Pallerols. Por la tarde, a pesar de la lluvia, visitamos la Catedral de la Seu de Urgell y el museo diocesano. A última hora bajamos a la Fonda de Peramola para ver la final de la Champions. Allí los más madridistas, con don Fernando a la cabeza, disfrutamos mucho.
El último día, el domingo 4, después de la celebración de la Misa en la Iglesia de Pallerols fuimos a Andorra donde pasamos el día. Visitamos Mas d'Alins y el Col de Jou, donde rezamos la Salve, y fuimos también a Escaldes donde vimos el Hotel Palacín y otros lugares relacionados con la estancia de san Josemaría por aquella tierra de acogida. Por la tarde, disfrutamos con las detalladas explicaciones de Alfred Llahí que nos acompañó a Andorra la Vella y a la parroquia de Sant Julià de Lòria. A última hora de la tarde Cao y Juan, nuestros magníficos chefs, prepararon una buena barbacoa; Gio y Rafael no se olvidarán fácilmente de la butifarra catalana! Fue una noche fría en la que reímos mucho con los chistes de Juan Pablo y de don Constantino. Todo ello alrededor del fuego que Pablo consiguió encender como por arte de magia. 

El lunes por la mañana concluimos estos días fantásticos de convivencia, aunque de camino a Pamplona todavía tuvimos tiempo de hacer una visita a Nuestra Señora de Torreciudad para encomendarnos a ella y para pedirle que nos acompañe durante el verano y siempre.

 

¡Esperamos volver pronto a Pallerols! 

Associació d'Amics del Camí de Pallerols de Rialb a Andorra.   Av. Diagonal, 620, 1er. 2a, 08021 - Barcelona (Espaňa) . Tel.: (+34) 629 910 612