Associació d'amics del camí de Pallerols de Rialb a Andorra
 
Desde Pamplona a Pallerols y Andorra
51 personas del Club Juvenil Alaiz, de Pamplona, llegan a Pallerols

El martes 8 de agosto por la tarde llegamos a Pallerols procedentes de la Asociación Juvenil Club Alaiz, de Pamplona, con el objetivo de revivir el paso de los Pirineos que realizó san Josemaría Escrivá y su grupo en el otoño de 1937, hasta llegar a Andorra. Esta era la segunda edición de este plan familiar.

Fuimos en total 51 personas: padres, madres, y chicos y chicas de diferentes edades.

En Pallerols, nos alojamos la mayoría en cal Ampurdanés (una casa de turismo rural), otros en la Antigua Escuela y los chicos en el refugio de la rectoría. Una vez instalados, tuvimos una plática introductoria por parte del sacerdote que llevábamos, D. José Manuel, en la iglesia de Pallerols.

Como colofón de este primer día de llegada, compartimos todos una agradable cena junto a la piscina del Ampurdanés.

Como la previsión meteorológica para el miércoles 9 era de lluvia por la tarde, decidimos cambiar el orden de las etapas y comenzar por la etapa de Ares, un poco exigente pero nos cogía frescos. En total fuimos 37 entre adultos y chicos y chicas de todas las edades, empezamos la ascensión a las 7.30 de la mañana y después de tres horas estábamos ya en el pueblo abandonado de Ares, allí  leímos testimonios de la expedición de san Josemaría para después comenzar la bajada en la que la lluvia nos amenazaba continuamente. Ya de vuelta en Pallerols, tuvimos misa y una estupenda cena reconfortante y tertulia posterior amenizada con unos licores y pastas para celebrar el cumpleaños de Jon.

El día siguiente, 10 de agosto, amanece nublado pero a lo largo de la mañana despeja. No madrugamos tanto y a las 9.30 de la mañana ponemos rumbo a Peramola, hoy vamos 43. Después de ver el pajar donde descansaron los miembros de la expedición de 1937, ponemos rumbo a la Casa del Corb a buen ritmo capitaneados por Joaquín. Allí hacemos un parón para reponer fuerzas y leemos relatos de ese lugar. Continuamos hacia el barranco de la Ribalera donde celebramos la Santa Misa. Es muy bonito ver a las familias repartidas por las rocas participando de la Misa.

Como el ascenso a Aubens puede estar complicado por la fuerte lluvia del día anterior decidimos regresar todos a Pallerols, donde los más jóvenes disfrutan de la piscina y los adolescentes montan una tertulia improvisada junto a la rectoría. A las ocho de la tarde todas las familias nos juntamos en la iglesia para rezar el Santo Rosario.

La etapa siguiente nos lleva a la casa de Fenollet. Partimos desde el río Sallent, y tras subir el barranco de Comalavall, llegamos a Fenollet. Hoy la expedición es de 40; luego en el destino nos  juntamos todos. Rosa nos prepara una comida impresionante (macarrones, pollo y crema catalana), después sobremesa y regreso.

Por la tarde, Mariano nos hace una visita guiada por la rectoría de Pallerols: vimos el horno, todas las estancias, que bien ha quedado después de la reconstrucción. Después de la Misa, estupenda cena y a preparar  la etapa del día siguiente.

Para el día 12 planificamos un día tranquilo, y decidimos salir todos pronto por la mañana, algunos andando y otros en todoterreno magistralmente conducido por Fernando, rumbo a la cabaña de San Rafael. Allí después de leer los relatos históricos, D. José Manuel celebra la Santa Misa. Es impresionante y muy recomendable, todos estábamos encantados allí.

Después, un grupo encabezado por Joaquín y Carlos, que necesitan su dosis de paseo diario, se acercan hasta Peramola. Hoy toca barbacoa en la piscina, hace un día increíble, se hacen dos grupos de parrilleros con bastante rivalidad, pero el resultado de lo cocinado es sobresaliente.

La sobremesa se alarga hasta bien entrada la tarde. A última hora hay una plática para todas las familias en la iglesia y a continuación se reza el rosario. Después cena y descanso para prepararnos para la última caminata que nos llevará a Andorra.

El domingo 13, a las nueve de la mañana, salimos 39 rumbo a Argolell donde comenzamos la subida hacia Mas d'Alins, la primera casa andorrana junto a la frontera. Un cuesta empinada pero breve. Desde allí tras un agradable descenso llegamos al pequeño oratorio dedicado a la "Mare de Déu de Canòlich", en cuyo retablo aparece grafiado san Josemaría recordando su camino de liberación.

Allí nos juntamos todos y después de rezar la salve, comimos. La bajada hasta Sant Julià de Lòria es sencilla aunque el sol se hacía notar. Llegamos a la Iglesia de Sant Julià donde pudimos contemplar la estupenda escultura de san Josemaría, y después de rezar el rosario allí mismo nos dirigimos a la iglesia de Sant Esteve de Andorra para tener allí la misa recordando la que celebró san Josemaría después de su llegada a Andorra.

Al terminar volvimos a Pallerolls para celebrar el éxito de la expedición. Según el reloj inteligente de Joaquín, el pleno andarín es de 70 km en cinco días con 2500 m de desnivel positivo y 3000 de negativo. Toda una proeza.

Al día siguiente, lunes 14 agosto, tuvimos nuestra última misa en Pallerols y después de recoger todo regresamos a casa.

Han sido unos días de convivencia familiar estupenda, donde el buen ambiente estaba por todas partes, nos  fuimos con unos recuerdos imborrables, con la emoción viva de haber seguido los pasos de san Josemaría durante esas jornadas tan duras e importantes para él y con el deseo y la certeza de que pronto volveremos para repetir este mismo plan.

Associació d'Amics del Camí de Pallerols de Rialb a Andorra.   Av. Diagonal, 620, 1er. 2a, 08021 - Barcelona (Espaňa) . Tel.: (+34) 629 910 612