Associació d'amics del camí de Pallerols de Rialb a Andorra
 
De los cinco continentes
A Pallerols llegan personas de todo el mundo

Un grupo de profesionales que participaban en un encuentro internacional han aprovechado una jornada de descanso en su trabajo para acercarse hasta Pallerols y conocer sobre el terreno parte de la ruta que realizó  san Josemaría, el año 1937, ahora que celebramos el 80 aniversario.

Entre los participantes, había gente procedente de América (Guatemala y Canadá), África (Costa de Marfil), Asia (Filipinas y Taiwan), Australia y varios países europeos (Irlanda, Polonia, Italia). Además también llegaron personas procedentes de diversas poblaciones españolas como Jaén, Sevilla, Madrid, Girona, Barcelona, Zaragoza y Oviedo.

Ks. Adam, de Polonia, comentó: "Me ha impresionado lo bien que ha quedado la reconstrucción; todo en Pallerols está tan bien conservado que da gusto estar aquí: ayuda mucho a rezar."

Una parte de la expedición había salido a primera hora de la mañana para celebrar misa en la Ribalera: Fr. Salva, que viene de Canadá, ha concelebrado con Don Fernando, de Madrid. En ese grupo también había gente de Costa de Marfil, algunos de España (Valladolid y Barcelona) y un portugués.

La mayoría ha empezado el recorrido en Pallerols, donde han visitado la rectoría y la iglesia y se han detenido para conocer los detalles de la expedición de san Josemaría, disfrutando de los abundantes recursos gráficos y bibliografía que ofrece el lugar. Fernando, que llegaba desde Jaén, valoró las ilustraciones y explicaciones de la ruta que se muestran en la rectoría: "Ayudan a comprender las marchas, los peligros... muy completa, brillante".

En la iglesia, Don Luigi, un sacerdote siciliano, ha podido celebrar misa para los integrantes del grupo. Después de la misa, el grupo se ha acercado hasta la Cabaña de San Rafael. El día estaba nublado y con nubes bajas que impedían ver el paisaje alrededor pero, por el contrario, transmitían bien la sensación de encontrarse "emboscados".

Fr. Erwin, de Filipinas, disfrutó con el paseo hasta la Cabaña; le pareció "muy fácil de seguir, con esas señales azules y amarillas, muy claras; no es agotador, es muy suave". Y, ante el trabajo que debe suponer la organización y cuidado de la ruta, la rectoría y la iglesia, añadió un comentario para animar a los voluntarios, "que no dejen de colaborar".

Desde Pallerols, se han desplazado a Peramola para iniciar el ascenso a la Roca del Corb; en ese momento, el tiempo ha despejado y, durante el almuerzo que han tomado frente a la Casa del Corb, han podido contemplar el entorno: los bosques de la Baronía de Rialb y, poco después, las paredes de Aubenç.

Felipe, que ha venido desde Pamplona también comentaba la señalización de la ruta: "al principio pensaba que eran excesivas... luego me di cuenta de lo cómodo que resulta tenerlas tan a la vista; se agradece ese esfuerzo de mantenimiento".

Han culminado la etapa por la tarde —a pesar del tiempo que amenazaba tormenta— alcanzando la Ribalera, con la emoción de haber recorrido unos lugares de especial significado en la vida de san Josemaría y —para los que han venido desde más lejos— la esperanza de poder visitarlos de nuevo y completar la ruta que han empezado.

Associació d'Amics del Camí de Pallerols de Rialb a Andorra.   Av. Diagonal, 620, 1er. 2a, 08021 - Barcelona (Espaňa) . Tel.: (+34) 629 910 612