Associació d'amics del camí de Pallerols de Rialb a Andorra
 
De Eslovenia a Pallerols y Andorra
Este verano han vistado Pallerols, persones de muchos países

Desde Eslovenia nos envían esta crònica:

Este ha sido el tercer verano que, desde Eslovenia un grupo de jóvenes ha ido al Paso de los Pirineos. El primer año fueron cuatro seminaristas y un estudiante universitario, acompañados de un sacerdote. Dos de los seminaristas han repetido la experiencia: el año pasado Matic (que ahora ya es sacerdote) acudió con tres jóvenes; este año Vito (que un mes después recibiría la ordenación diaconal) ha ido con seis chicos, un universitario y cinco que estudian bachillerato; uno de estos es Jakob, que ya estuvo el segundo año, señal de que le gustó mucho.

El lunes 28 de agosto llegamos al atardecer a Pallerols. Antes, en Ponts, recogimos a Ramón que nos explicaría muchos detalles de la entrañable historia del Paso de los Pirineos, que hizo San Josemaría en 1937. En el viaje, nos paramos en el puente de Peramola para que Ramon comenzara la explicación de la aventura de 1937.

Al día siguiente, salimos para hacer la primera etapa que fue un poco más larga porque nos perdimos un poco antes de llegar a la Ribalera. Allí celebramos la Santa Misa con una emoción especial pensando en San Josemaría y los que le acompañaban. Con el retraso cambiamos un poco los planes y después de comer nos acercamos a la casa de Fenollet, donde pudimos reponernos después de esta dura etapa del primer día de marcha. Como hacía buen tiempo nos bañamos y volvimos pronto al refugio de Pallerols para prepararnos para la etapa del miércoles.

Después de celebrar la Santa Misa en la iglesia de Pallerols y de desayunar, Ramón nos explicó la historia de la rosa que encontró San Josemaría en la iglesia, como señal de que debía continuar hacia Andorra. Después nos llevó en coche hasta el pie de la montaña de Ares. El camino empieza bajando hasta el río de Cabó que atravesamos y pasando a la otra orilla ya todo es subida de mil metros de desnivel. Con un ritmo constante y haciendo pequeñas paradas, pensábamos en la fuerte crisis fisiológica que pasó el Fundador de la Obra. Antes de las tres horas, los primeros ya llegaron arriba y en pocos minutos ya estábamos los ocho en el pueblo de Ares. Descansar, beber, comer algo y algún "selfie". La bajada hasta Noves de Segre es larga y alguien la sufrió más (porque no habíamos subido comida). Por la noche visitamos Organyà, la iglesia y todas las excavaciones que muestran los tres templos existentes: gótico, renacentista y barroco. Al final del día todavía tuvimos tiempo de ver la rectoría de Pallerols y un vídeo del Paso de los Pirineos.

El jueves era el día de la última etapa con la que llegaríamos a Andorra. La subida de la Cabra Morta y la del Mas de Alins con la bajada hasta Sant Julià de Lòria pasando por el oratorio de la Virgen de Canòlich y Fontaneda es siempre (lo hemos hecho los tres años) la más especial, porque empieza en Catalunya y acaba en Andorra! En Sant Julià de Lòria nos esperaba Aleix, un joven amigo andorrano que nos acompañó a un pueblecito típico de Andorra construido todo él con piedra y madera y con unos jardines llenos de vegetación, de flores y de la representación de muchos animales. Después, la Misa en la iglesia de Sant Juliá donde hay una estatua de San Josemaría arrodillado, que intercede por todos nosotros.

El viernes nos quedaba la traca final: ir a la Cabaña de San Rafael para rezar y celebrar la Misa, donde el grupo de San Josemaría pasó cinco días esperando la salida definitiva hacia Andorra.

Finalmente, como premio, volvimos a Andorra para pasear y descansar un poco.

Associació d'Amics del Camí de Pallerols de Rialb a Andorra.   Av. Diagonal, 620, 1er. 2a, 08021 - Barcelona (Espaňa) . Tel.: (+34) 629 910 612